¿Cómo superar los celos?

Los celos se describen como una emoción que contribuye a los pensamientos y sentimientos negativos sobre algo o alguien importante que se ha perdido. Esta emoción es una mezcla de diferentes emociones como el descontento, el miedo, la ansiedad, la amargura, la autocompasión y la ira.

Superar los celos

Si ahora estás o has estado en una relación, los celos no son algo extraño. Algunos dicen que un poco de celos en una relación es saludable, pero también que mucho de ello seguramente la romperá. Así que si eres uno de los que siempre están plagados de celos, aquí hay seis maneras de cómo puedes superarlos.

Admítelo

Si sientes celos hacia alguien o algo, lo primero que puedes hacer es reconocerlo. Negar que tienes esas emociones negativas sólo empeorará las cosas. ¿No es así? Admitirte a ti mismo que estás celoso abrirá tu corazón y tu mente. Por lo tanto, lo que te hace mentalmente más fuerte y hace que sea más fácil para usted para cuidar de él.

Deja de comparar

Aquí es donde la cosa pasa de ser mala a verdaderamente fea. La comparación es similar al combustible de la llama de los celos. Cuando te comparas con los demás, sólo verás las lagunas y lo que hay de negativo en ti. Esto también dará como resultado el autodesprecio y la ira. Así que, en lugar de comparar, empieza por disfrutar de esas diferencias e identifica lo que te hace único. Considérate siempre bendecido en lugar de carente.

Quiérete a ti mismo

Si no te amas a ti mismo, los celos son seguros. Alguien que no se ama a sí mismo es como un jarrón vacío que se llena de piedras y basura que acabarán por romperlo. Esas piedras son emociones negativas y entre ellas están los celos. Si sabes cómo disfrutar de ti mismo, entonces no estás dejando ningún espacio para que las emociones negativas crezcan. Puede que sientas un poco de celos de vez en cuando, pero nunca van a perdurar y destruirte.

Pregúntate a ti mismo

Siempre que sientas celos hazte preguntas constructivas como: "¿Por qué siento celos?" , "¿Es esta persona realmente una amenaza para mí y para nuestra relación?" , "¿Qué bien puede salir de estar celoso?" , "¿Qué lección debo aprender aquí?", "¿Qué puedo hacer para mejorar las cosas?". Profundiza en ti mismo a través de esas preguntas para que puedas encontrar la claridad de la duda.

Cambia tu enfoque

Nuestras emociones dictan nuestras ideas. Si sientes una emoción negativa, como los celos, tus pensamientos se concentran en ella. Cuando esto ocurre, pierdes de vista el panorama general. Cada vez te resulta más difícil conocerte a ti mismo o a las circunstancias. Si empiezas a sentir celos, intenta cambiar tu atención cambiando tu emoción. Mira una película fantástica, escucha una melodía alegre, sal a dar un paseo, cómprate algo bonito o, mejor aún, haz ejercicio. Estas acciones te hacen sentir muy bien y te alejan de las emociones y los pensamientos negativos, dejándote con la mente más despejada.

Afrontarlo

A veces hay que enfrentarse a ellos para poder solucionarlos. Habla con la persona que es el tema de tus celos. Sé abierto, honesto y respetuoso al respecto, pero no te muestres hostil. Esta persona podría incluso ayudarte a afrontarlo o a darte cuenta de que no hay nada por lo que sentir celos. Independientemente de cómo terminen las cosas entre tú y ese individuo, entenderás rápidamente que los celos no deben jugar un papel en ello. Por otro lado, si crees que no tienes que hablar con ese individuo, entonces simplemente tienes que reconocer que tus celos no merecen la pena de todas formas.

¡Sólo una emoción negativa!

Los celos, como cualquier otra emoción negativa, pueden manejarse. Simplemente hay que tener una mente abierta, un corazón amoroso y un espíritu pacífico.

¿Le ha resultado útil este artículo?

Artículos relacionados