¿Cómo aliviar la depresión en los ancianos?

No es raro que la gente de los Apalaches, sobre todo los ancianos, cuenten historias. Muchos de estos cuentos son repeticiones de la misma historia. La repetición de estas historias es importante para esta gente. Los Apalaches, que viajan en pequeño y tienen recuerdos del hogar y la familia desde hace mucho tiempo, tienen que validar la eficacia de sus vidas. Es una maravilla encontrar que un personaje se revitaliza al contar cuentos.

¿Qué hacer?

Las expresiones faciales, las sonrisas y la manifestación de la voz son fáciles de ver. Un lugar de reflexión tranquilo puede ser útil cuando se interactúa con los ancianos. Por lo general, iniciarán una conversación de interés conocido. Es especialmente importante permitir que esta afición o interés sea una pista que dé lugar a un diálogo eficaz. Una vez que este interés se establece que la obra de arte de la impartición de la sabiduría puede comenzar. Los mayores han tenido años de experiencia en sus aficiones y se sienten animados al educar estas experiencias como un acto de impartición de sabiduría.

Esta narración de las búsquedas no sólo saca a la luz sus sentimientos, sino que también puede dar lugar a reflexiones sobre cómo perciben el reconocimiento de los demás. El reconocimiento que sienten los mayores les asegura un lugar dentro del hogar. Si la agudeza emocional está ahí, puede ser algo aterrador cuando uno se siente una carga como resultado del deterioro físico. A menudo, el deterioro corporal puede llegar años antes de que disminuya la agudeza psicológica.

Durante estos tiempos, los mayores pueden creer que están en el medio del progreso y que ya no son útiles. A muchos mayores se les ha enseñado a "tirar del carro", o a "hacer su propia parte de trabajo", que ahora se les escapa.

Recuerdos

Los recuerdos de esas enseñanzas, aunque sean honestas, pueden volverse insoportables con el declive físico. Este es un momento poderoso para utilizar la "impartición de sabiduría" como enfoque. La abuela está sentada en un asiento sin poder caminar mucho debido al aumento de la artritis. Ella anhela plantar un jardín y caminar en la zona. Ella anhela hacer melaza y hacer pan casero. Sin embargo, apenas puede levantarse en el asiento.

Sus ideas son descorazonadoras, ya que su estado actual le impide realizar las tareas que tan bien realizaba. Tiene la sabiduría y los conocimientos necesarios para contárselos a los demás, si éstos la escuchan. He visto cómo esta "impartición de conocimiento y sabiduría" eleva la alerta mental y ayuda a los mayores a sentir que tienen un lugar significativo dentro del hogar. Es como si surgiera un nuevo monstruo, algo así como el Fénix surgiendo de las cenizas. Con el tiempo, la salida de la sabiduría tiende a facilitar a la persona mayor el paso a una fase diferente de su vida.

Conocimiento

El "paso del conocimiento y la sabiduría" ayuda a la persona mayor a saber que si ya no está aquí sus enseñanzas permanecen. En cierto modo, esto aporta una "vida integral" al individuo. Si la familia, especialmente la familia, hace estas preguntas a un individuo mayor de la familia, la validación de la vida echará raíces. En estos momentos, la atención se centra menos en la moda y más en la sabiduría pura. Para una persona mayor, la noción de que la impartición de sabiduría es más importante que los anuncios de la televisión es un pensamiento sanador.

Los momentos de diálogo efectivo por parte del hogar podrían ser directamente proporcionales a la disminución de la melancolía que se deriva de la falta de autoestima. Los ancianos pueden tener minutos que dicen que la religión necesita atención. Aunque no todos los mayores han expresado una fe directa o un encuentro de fe, podrían tener algunos sentimientos internos sobre el tema. Pueden expresar palabras que hablen de la eternidad o del más allá.

Escuche con atención

Es en momentos como éste cuando puedes utilizar los enfoques de la escucha eficaz y permitir la expresión. Muchas veces, una persona mayor hablará como si lo hiciera a largo plazo y, en la misma frase, como si se hubiera ido. La familia podría haber perdido el momento de dejar que el individuo mayor hable de su religión o de la expresión de su fallecimiento. La validación de una vida vivida y esa validación expresada por la familia como una vida fantástica puede ayudar a reducir el aislamiento y la depresión en un individuo mayor.

Muchas veces el aislamiento y la depresión pueden disminuir cuando se reviven los recuerdos placenteros contando cuentos. Muchas veces la depresión puede disminuir cuando se permite la expresión de los reflejos de la religión.

Conclusión:

Ambos enfoques son útiles, ya que hacen pensar a las personas que son un miembro esencial de su familia. Son conscientes de que poseen mucha sabiduría que debe ser transmitida a los miembros de los seres queridos. También saben que la impartición de los valores de la fe puede requerir una exploración, y si se les permite, poseen esta sabiduría. Cuando se permiten estas expresiones, la vida del individuo refleja un refuerzo positivo y la depresión puede deteriorarse o disminuir.

 

¿Le ha resultado útil este artículo?

Artículos relacionados