Un hombre con una pierna artificial se queda en lo alto de las escaleras y observa el campo de entrenamiento

¿Cuáles son las mayores excusas para estar en forma?

¿Crees que tienes una fantástica excusa para no hacer ejercicio hoy? No has traído la ropa de gimnasia adecuada y no estás fabulosamente a la moda, así que no haces ejercicio? ¿O quizás estás demasiado cansado? Pues todas esas explicaciones son una mierda. Todos nosotros empleamos estas excusas si nos sentimos intimidados o simplemente demasiado perezosos para ir al gimnasio.

Excusas

Veamos algunas excusas frecuentes de la aptitud física y por qué son una mierda.

  • "No tengo tiempo suficiente" - Quieres crear tiempo para estar más en forma. Una persona más sana es capaz de dar más a sus seres queridos, amigos y trabajo. Puede parecer egoísta, pero honestamente debes dedicar algo de tiempo a mejorar tu salud, es posible dar más a todos los que te rodean, ¡es lo más desinteresado que puedes hacer! Tómate 30 minutos al día para mejorarte a ti mismo; ¡tú y tu familia os lo merecéis!
  • "Estoy demasiado cansado" - ¡Actuar y levantarse hará que tu sangre bombee y te ayude a llenarte de energía! En realidad, cuanto más a menudo se ejercite, ¡más energizado se sentirá también a lo largo de la semana! Puedes estar cansado porque no estás durmiendo bien. Una dosis saludable de ejercicio hará que te sientas más relajado y que duermas mejor antes de que te des cuenta.
  • "No me apetece ir en coche al gimnasio". Entiendo perfectamente esta afirmación, sobre todo si vives relativamente lejos del gimnasio. Sin embargo, ¡también puedes hacer ejercicio en casa! ¿No tienes equipo? Sólo tienes que hacer abdominales.
  • "No tengo ni idea de lo que estoy haciendo en el gimnasio" - Esta es una excusa muy común, pero la única manera de aprender es educarse a sí mismo. Puedes aprender bastante sobre el ejercicio viendo a algunos de los habituales del gimnasio. O puedes investigar ejercicios en Internet y aplicarlos a tu entrenamiento. ¡O simplemente pedir ayuda!
  • "Diablos, tengo 60 años, soy demasiado viejo para hacer ejercicio" - ¡Vamos, los 60 se parecen a los nuevos 50! Hacer ejercicio es muy importante a medida que se envejece porque permite mantener la independencia y la calidad de vida. Por ejemplo, el entrenamiento de resistencia le ayuda a aumentar su fuerza funcional para realizar sus actividades cotidianas. Mantenga su libertad, ¡haga ejercicio!
  • "El ejercicio es tan aburrido" - ¡Haz algo que no te aburra! En lugar de correr en una cinta, intenta hacer Zumba, nadar o lo que sea para estar ocupado y hacer algo que no sea tan "aburrido". Hay un montón de actividades, desde el senderismo o el piragüismo, que "el ejercicio es aburrido" no puede ser una excusa.