¿Por qué hacer una inspección profesional del moho?

Cualquier vivienda, ya sea de nueva construcción o de larga duración, está sujeta a la existencia de moho. Este microorganismo es una especie de hongo que puede crecer en las paredes, los suelos, las alfombras, los muebles y los tejidos. La exposición a él durante cualquier periodo de tiempo puede provocar problemas de salud, incluso en personas sanas. También puede causar daños estructurales en un edificio, especialmente en las paredes, el suelo y los paneles de yeso.

Inspección de moho

Para detectar su existencia, es fundamental que cada propietario se someta a una revisión rutinaria del moho. Tanto si una casa es antigua como nueva, un aumento perjudicial del moho podría estar escondido dentro de las paredes o el suelo. A veces este crecimiento es visible y se detecta fácilmente, aunque no siempre es así. Cuando las esporas dañinas no se detectan, puede extenderse y causar daños a la propiedad o deterioro que eventualmente puede costar al propietario un dinero considerable en reparaciones.

Este crecimiento fúngico puede ser perjudicial para las mascotas y los seres humanos que son vulnerables a él. Puede afectar significativamente a la calidad del aire de una casa. Las mujeres embarazadas, además de las personas con afecciones respiratorias o sistemas inmunitarios comprometidos, corren un riesgo especial de sufrir complicaciones. Los inspectores pueden informar al propietario de la vivienda si descubren un problema y cómo solucionarlo.

Tenga en cuenta

Responderán a cualquier pregunta que pueda tener y le explicarán las acciones necesarias para evitar un rebrote a largo plazo. Un investigador microbiano está certificado por el consejo, adquiriendo los conocimientos y la experiencia para detectar el crecimiento microbiano en la casa. Utilizando equipos de alta tecnología como un medidor de humedad y una máquina de imágenes térmicas, el contratista puede crear un análisis exhaustivo. Durante esta inspección exhaustiva, el investigador busca la humedad y comprueba la calidad del aire.

Una vez detectadas las esporas, se examinará una muestra al microscopio en una instalación de microbiología. El informe o los resultados se entregarán al cliente. También se incluirá en el resumen una consulta. Esta cita implica un asesoramiento útil sobre la reparación. El propietario de la vivienda no sólo obtendrá conocimientos sobre la mejor manera de rectificar la situación, sino que también aprenderá formas de prevenir un futuro problema.

Conclusión:

Para poder detener el crecimiento o rebrote del moho en el hogar, es importante eliminar la humedad. Prevenga los problemas evitando que el agua se acumule en el suelo del sótano o que la humedad se acumule en las cabinas de ducha. Además, compre cortinas de ducha y tejidos resistentes al moho. En climas muy húmedos, puede ser útil un deshumidificador. Un tejado con fugas también puede ser un factor que contribuya, por lo que es importante inspeccionar el tejado con regularidad y hacer las reparaciones necesarias. Hay varias formas de tomar la iniciativa en la protección de la propiedad contra el moho. El mejor paso es consultar a un experto para que realice una inspección del moho antes de que surja cualquier problema.

¿Le ha resultado útil este artículo?

Artículos relacionados