¿Cuál es el mejor tratamiento para el hipotiroidismo?

Hipotiroidismo es el término dado a la condición en la que la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea, tiroxina, para mantener el cuerpo sano. Es una condición extremadamente común en América, con aproximadamente 1 de cada 50 mujeres y 1 de cada 1000 hombres que experimentan problemas con su tiroides en algún momento de su vida.

Reacción autoinmune

Es un estado que no puede evitarse, siendo la causa más frecuente una reacción autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca a la glándula tiroides, impidiéndole generar suficiente tiroxina. Sin embargo, aunque el estado no puede prevenirse ni tratarse, puede controlarse con dosis diarias de píldoras hormonales para reponer la tiroxina perdida. El tratamiento más habitual para el hipotiroidismo consiste en tomar comprimidos que contienen la hormona tiroidea sintética Levotiroxina, un medicamento oral que actúa para restablecer los niveles óptimos de la hormona y revertir así los síntomas asociados a la enfermedad.

Terapia

El tratamiento funciona con relativa rapidez y la mayoría de los receptores notan una mejora de sus síntomas en un plazo de 7 a 14 días, sobre todo en lo que respecta a la fatiga. La levotiroxina también tiene el efecto de reducir la cantidad de colesterol en el torrente sanguíneo y puede ayudar a invertir el aumento de peso que pueda estar experimentando. Tendrá que tomar este tratamiento hormonal sustitutivo durante el resto de su vida, aunque es muy probable que su médico le haga controles anuales de los niveles de la hormona estimulante del tiroides (TSH) para asegurarse de que está tomando la dosis adecuada.

Muchos médicos alternativos piensan que la mala nutrición puede ser la causa de varios problemas de tiroides, como el hipotiroidismo, e indican que una dieta llena de nutrientes es muy importante para revertir los efectos o para prevenir cualquier disminución adicional de la función tiroidea. Como una tiroides sana depende de una selección de nutrientes, en particular el yodo, el selenio y el ácido fólico, tiene sentido consumir una dieta rica en alimentos que los contengan.

Nota final

Sin embargo, la mayoría de las personas no son capaces de obtener una cantidad suficiente de estos nutrientes sólo a través de la dieta, por lo que a menudo se necesitan suplementos. También hay que añadir alimentos que tengan un alto contenido natural de vitaminas del grupo B, como los cereales integrales, las semillas y los frutos secos, y alimentos que contengan yodo, como el pescado, las algas, las verduras y todo tipo de tubérculos. Si padece hipotiroidismo, consulte siempre a su médico antes de tomar cualquier suplemento nutricional, ya que el exceso de ciertas sustancias puede tener un impacto tan perjudicial para la tiroides como una deficiencia. Para evitar este impacto perjudicial, deberá tomar todas las precauciones posibles. Consultar a su médico es una de esas precauciones y este consejo no debe tomarse a la ligera.

 

¿Le ha resultado útil este artículo?

Artículos relacionados